IDEAS DISEÑO Y DECORACIÓN

Los 10 mandamientos de la decoración

Ya sabemos que para gustos hay colores. Pero independientemente del gusto que tengamos, del estilo que queramos o de los objetos de decoración que deseemos, hay una serie de reglas de decoración que te aconsejamos seguir. Cierto es que las reglas a veces están para romperlas, pero estamos seguros de que si sigues estas pautas y las adaptas a tu estilo personal, conseguirás unos resultados espectaculares. Así que aquí te dejamos los 10 mandamientos de la decoración.

1. Amarás las texturas sobre todas las cosas

La palabra “mezcla” en decoración puede llegar a asustar. Cuando hablamos de mezclar, no hablamos de utilizar colores sin ton ni son, o poner un objeto sin ningún tipo de armonía. Con “mezclar” nos referimos a mezclar texturas. Con esto conseguirás que tu casa no sea aburrida. Puedes optar por mezclar materiales naturales como el yute, lino, algodón (a través de textiles, cestas, alfombras…) o texturas en pared y suelo. Es un juego en el que debes ir probando las opciones que te gusten más y que den esa chispa que necesita tu ambiente.

2. No utilizarás las lámparas en vano

Muchas veces las lámparas son las eternas olvidadas. Y, aunque estén “por las nubes”, tienen un papel muy importante a la hora de decorar un ambiente. Puedes crear diferentes dimensiones con lámparas colgantes y combinarlas con lámparas de pie, de mesa, etc. La luz es esencial y el diseño, forma y colocación de las lámparas también. Cédeles el protagonismo que se merecen.

3. Santificarás los accesorios

Un buen accesorio es tan importante como la elección del mobiliario. Te proponemos arriesgar en estos objetos, descontextualizarlos y colocarlos en sitios insospechados. Seguramente muchas veces hayas pensado “qué jarrón más rococó”. Cómpralo y colócalo en un ambiente neutro. Seguramente rompas moldes y consigas un resultado sorprendente. Los accesorios son para adorar y para arriesgar con ellos.

4. Honrarás las bases y los colores neutros

Aunque te guste el estilo ecléctico, todos debemos partir de una base neutra. ¿Por qué? Porque una madera, los colores claros o los revestimientos sencillos harán que la decoración global sea más sencilla y armoniosa. Por eso es preferible partir de una base inicial simple, sencilla y clara y ,a partir de ahí, seguir con ese estilo o ir añadiendo extravagancias. Puedes equipararlo al maquillaje o a la pintura, hay que empezar con una buena base para seguir pintando. Sin duda una base neutra es el mejor comienzo

5. No sacrificarás espacio

El espacio, ese bien tan preciado. Pero debes tener en cuenta una cosa; si no tienes espacio, búscalo. Si necesitas un salón que sea una habitación de invitados, compra un sofá cama y una mesa funcional que sirva de mesilla y mesa de centro. Si necesitas un despacho, utiliza una columna o pilar para añadir una tabla y una mesa. Soluciones hay muchas, pero para eso debes estrujar tu mente. Lo mejor para no sacrificar espacio y tener todos los departamentos que quieras es utilizando muebles con doble función.

6. No cometerás compras impuras

Con impuras nos referimos a imposibles. ¿Por qué vas a comprar un aparador gigante si dispones de un espacio de 10 metros cuadrados?, o ¿por qué quieres llevarte de esa tienda una lámpara de araña si tus techos son estándar y lo único que harás es reducir la amplitud visual de tu salón? Piensa con cabeza y no compres con ímpetu o impulsos irracionales. Hay cosas que te gustarán mucho pero que, si lo piensas dos veces, sabrás que no pintan nada en tu casa.

7. No robarás ideas viejunas

Hay comidas viejunas o rancias, ropa demodé y decoración pasada. Por eso no debes robar ideas de revistas de decoración de antaño y debes arriesgarte en la decoración. Por ejemplo, en los años 60 la geometría en textiles era regla de oro. La simetría actualmente está sobrevalorada; lánzate y dibuja un lienzo en tu pared, o atrévete con la asimetría. Dará ese toque de modernidad que tanto necesitas.

8. No decorarás con falsos accesorios ni mentirás sobre tus gustos

Lo decíamos al principio: para gustos, colores. Por eso, aunque sigas una serie de reglas, tienes que ser fiel a tu estilo. Si llevas años codiciando una pieza, un mueble, un cuadro… invierte en él. Porque no hay mejor decoración que la que le gusta a uno mismo. Es hora de invertir en esa lámpara de diseño, en esa mesa con ruedas o en ese aparador vintage. No te mientas a ti mismo; si es lo que te gusta, cómpralo.

9. No renunciarás a colores oscuros

Sí, siempre hablamos de colores neutros, claros… porque dan amplitud visual y luz. Pero si tienes una estancia con grandes ventanales y espacio suficiente, no renuncies a los colores oscuros. Son elegantes y modernos, y lejos de dar un aire siniestro, conseguirás un toque que nunca te hubieses imaginado. Eso sí, para no caer en una espiral tétrica, debes combinarlo con materiales como la madera y revestimientos originales.

10. No codiciarás las casas ajenas

No codiciarás las casas ajenas, porque, aunque esta serie de mandamientos de decoración son una guía, realmente la mejor decoración será la que más se ajuste a tus gustos, estilos y necesidades. Por eso codiciar casas ajenas no es una opción. Lo que sí es un mandamiento es buscar inspiración en casas, museos, cafeterías… porque todo lo que encuentres a tu alrededor podrás adaptarlo en mayor o menor medida a tu hogar.


Fuente: habitissimo

Compartir esta publicación



Deja un comentario