IDEAS DISEÑO Y DECORACIÓN

7 formas de cambiar el piso… ¡sin obras!

De nada sirve tener una sala maravillosa, una cocina espectacular o un lobby encantador si el piso de tu casa es horrible. Seamos sinceros, las obras están fenomenal y siempre son para mejorar, pero hay que hacerlas con interés. Hoy aprenderemos sobre los pisos y todas esas posibilidades que ofrecen sin sacar de casa ni un sólo costal de escombro ¿Te lo imaginas? Estos son algunos de los materiales preferidos para cambiar tu piso sin hacer obras. ¡Toma nota!

1. El piso vinil, un gran imitador

Hay un antes y después en lo que se refiere a pisos de madera desde que los vinílicos entraron en el mercado. Al principio sólo se ofrecían en la versión adhesiva (con pegamentos especiales o incorporando uno propio), pero ahora también los hay con sistema de clic. Encontrarás acabados de mayor o menor realismo y con más o menos calidad. ¡Hay auténticas maravillas por aproximadamente $120.000 el metro cuadrado! A cambio, ofrecen un pavimento muy duradero (ideal cuando hay niños o mascotas), resistente a la humedad e ignífugo.

Su gran ventaja frente a muchos pisos laminados es que puedes usarlos en cocinas o baños, y debido a su escaso grosor, muchas veces no es necesario rebajar marcos o puertas. Eso sí, es fundamental que se instale sobre un piso sin irregularidades o se aplique una imprimación niveladora para que quede perfecto y se mantenga en su lugar por muchos años.

2. Pisos laminados

La apariencia es muy similar al anterior. Ya sabes que estos pisos son perfectos en departamentos, casas o incluso locales comerciales, siempre que no tengas problemas de humedad y quieras un acabado similar al que te puede ofrecer un parquet. Desde un AC3 a un AC5, la variedad es extensa en calidades y precios. Su grosor va desde los 6mm a los 12mm (casi seguro tendrás que rebajar marcos y puertas), son fáciles de instalar (en su mayoría con sistema de clic, después de colocar una capa de aislante antihumedad), económicos y, además, muy duraderos. Ojo, porque no todos son aptos para baños o cocinas, así que asegúrate bien del producto que eliges.

Su precio económico y fácil instalación los hicieron favoritos durante mucho tiempo, pero actualmente, los vinílicos también son muy utilizados. Nuestro consejo es que valores las necesidades de tu casa y elijas el piso que mejor se adapte a tu estilo de vida.

3. El versátil microcemento

El microcemento es un material totalmente en auge que está ganando muchos adeptos, ya que es válido para establecimientos, hoteles, zonas de exterior o interiores. Se trata de un material capaz de cambiar la apariencia de cualquier espacio en pocas horas, y que cuenta con una alta resistencia al desgaste. Su aplicación requiere de ayuda profesional, pero te aseguramos que en un par de días tendrás un piso nuevo sin quitar escombros ni azulejos. Y si te preocupa el mantenimiento, ni te lo pienses. Al ser un material sin juntas y totalmente impermeable, se mantiene fácilmente con agua y jabón neutro.

¿Sabías que se puede usar también sobre paredes, o incluso construir muebles con él? Si te animas a ver otros proyectos publicados, verás que no tiene límites, ni siquiera en exteriores.

4. Cerámica machihembrada

La cerámica es un material formidable desde todos los puntos de vista: resistente, limpio y con una variedad interminable. Justo ahora vuelve con mucha fuerza esa tendencia vintage hacia los pisos de inspiración hidráulica. Pero eso de tener que levantar el piso antiguo ya no nos gusta tanto. Sin embargo, con los nuevos modelos machihembrados se terminó el problema.

Se instalan sobre el piso de tu casa, sin más complicación que unir unos azulejos con otros a través de un sistema machihembrado. Dependiendo del fabricante, puede que requieran colocar una escuadra con perfiles de PVC o bien que ya lleven incorporada una regleta a la que ir añadiendo piezas. El caso es que se cortan como cualquier otro azulejo, pero a la hora de instalarlos no hay que colocar ni cemento, ni pegamento.
¿Te imaginas un piso de quita y pon que puedas levantar si tienes algún problema como humedad o alguna fuga?

5. Un nuevo aire con la pintura adecuada

Es cierto que no cualquier piso nos va a permitir renovarlo simplemente con una mano de pintura, pero si está en buenas condiciones, es una forma muy económica de darle un nuevo aire y que aguante varios años más. Dependiendo del material de base sobre el que quieras pintar, tendrás que usar un tipo de pintura u otra. Nuestro consejo es que te asesores correctamente en la tienda de pinturas o que consultes directamente con un profesional. Normalmente suelen recomendarse pinturas epóxicas tras una capa de niveladora (para ocultar las juntas y crear el efecto de pavimento continuo) .

Recuerda que si vas a pintar sobre cemento o concreto, tienes que dejar juntas de dilatación para que no se levante la pintura. Sobre pisos antiguos de madera, suele dar muy buenos resultados, sobre todo si la técnica es la correcta y se usa un material de primera calidad. ¡No te la juegues comprando cualquier pintura!

6. El más económico, el piso de PVC

Impermeables, antideslizantes, silenciosos y con unos diseños muy bonitos. Estos pisos imitan todo tipo de acabados y formas, instalándose en pocas horas. Se pueden encontrar en rollos o incluso en losetas, y sus grandes ventajas son el precio y su fácil instalación. Su principal problema es que se pueden dañar con facilidad y son sensibles a rasguños o roces. Pero si eres cuidadoso, te pueden dar un resultado fantástico hasta que puedas invertir en algo de mayor durabilidad. ¡Y la apariencia la dan!
Una opción más que interesante para viviendas que se rentan o residencias vacacionales.

7. Perfectos para exteriores… los pisos de azulejo de resina

Ahora que tenemos el verano a la vuelta de la esquina, terrazas, balcones o patios vuelven a ponerse en la mira. Una buena forma de darles una renovación sin mucho trabajo es instalando un piso de azulejos de resina. Son muy resistentes, fáciles de instalar y prácticamente sin necesitar ningún mantenimiento.

Son pisos todoterreno (resisten la humedad, el agua y hasta los rayos UV del sol). Además, no hay problema de insectos ni cosas desagradables porque son antifúngicos. Antideslizantes y muy rápidos de instalar gracias al sistema de clic o machihembrado. Descubre la variedad de colores y acabados para que veas de lo que te hablamos. ¡Hay una variedad inmensa! Una opción muy versátil, tanto para interiores como exteriores.

¿Ya sabes con qué material vas a recubrir tu piso antiguo?


Fuente: habitissimo

Compartir esta publicación



Deja un comentario