IDEAS DISEÑO Y DECORACIÓN

Cuidar y limpiar los muebles tapizados.

Cuidar y limpiar los muebles tapizados en tela es sencillo teniendo unas cuantas precauciones. La primera es evitar que se ensucien, la segunda quitar las manchas inmediatamente y la tercera

cuidarlos de forma ininterrumpida todo el año. Los muebles tapizados son una constante en tu casa, seguro que tienes un sofá o un sillón tapizado en tela o tela tipo cuero sintético.

  • Escoge sofás y esquineros en colores oscuros, ten en cuenta que los colores claros presentan más desgaste ya que hay que limpiarlos con más frecuencia.

 

  • Elige telas que sean de fácil mantenimiento. Las telas de fibras  sintéticas tienen una limpieza más fácil que el algodón y  repelen mucho más los líquidos y te da tiempo si sufres un accidente a secar y limpiarlo mucho mejor.

 

  • Atiende a las instrucciones del fabricante. Cuando compres un mueble tapizado éste debe llevar las instrucciones de cómo tratarlo y limpiarlo (de la misma manera que una camisa lleva las instrucciones de lavado)

En Arteco te recomendamos algunos productos como champú para muebles que no contenga Sal, ni blanqueadores, acompañado de una esponja suave de cocina desgastada Para la limpieza, luego deberás proceder a hidratar tu mueble con silicona. Recuerda que la hidratación es muy importante ya que todos los productos o materiales sintéticos e inclusive el cuero tienden a deshidratarse por el calor.   Básicos para el cuidado y limpieza de los muebles tapizados

  • Pasa el aspirador una vez a la semana por todo el mueble, incluyendo los reposabrazos, los laterales, la parte trasera, aunque esté en contacto con la pared y el espacio entre los almohadones

Limpieza de las manchas en los tapizados de un mueble Por mucho cuidado que tengas con los muebles tapizados es inevitable que se manchen. Los accidentes ocurren aunque intentemos evitarlos.

  • Limpia las manchas y derrames inmediatamente, en cuanto se produzcan:
  • Líquidos: coloca un paño absorbente encima sin moverlo sobre la mancha
  • Grasa: Ten a mano siempre alguno de los productos especiales que se comercializan (son una especie de polvo que cuando se seca se retira con un cepillo). Si no tienes usa sal, polvos de talco infantiles o harina. Espera un rato y cepilla.

Evita el sol directo, que daña tus muebles tapizados

  • La acción directa del sol puede ser muy perjudicial para los tapizados de tus muebles. Por un lado se “come” el color y, por otro, adelgaza la fibra de forma que se puede rasgar más fácilmente
  • Obviamente, si está a la intemperie también se estropeará antes, por eso, para el exterior, elige solo fibras especiales
  • La contaminación, como el humo de cigarros, el polvo si los muebles tapizados están en un lugar que permanezca con las ventanas abiertas, etc… también perjudica a las telas.
Compartir esta publicación
  , ,


Deja un comentario